La modernización del busto de Fraga

|

SI a Fraga le hubiese dado por el fútbol en vez de por la política, tendría que haber jugado de delantero centro. Puesto que de él siempre se dijo que el Estado le cabía en la cabeza, da miedo pensar la fuerza que imprimiría a la pelota cada vez que la golpease con la frente un centro de un compañero. Santillana sería una mona a su lado. Teniendo en cuenta esa capacidad craneal, también asusta imaginarse lo que pesará su busto, de bronce, que acaban de robar en Vilalba, y que el Concello ya piensa sustituir. No estaría mal que fuese de metacrilato para contemplar sin problema esas admirables circunvoluciones cerebrales. FOTO: pedestal del desaparecido busto de fraga | efe

La modernización del busto de Fraga