Hacernos trampas al solitario

|

desde que comenzó la pandemia España se ha mostrado incapaz de contar de una manera fehaciente y creíble a los muertos por coronavirus. Tanto es así que, aunque la cifra oficial habla de 28.617 fallecidos, hay quien la sitúa en el entorno de los 43.000 muertos por la enfermad. Por eso, la Unión Europea está pidiendo al Gobierno de Sánchez que unifique los criterios y que utilice un sistema similar a los de los países de nuestro entorno. Aquí, solo se cuentan aquellas personas que fallecen en los hospitales y tras haber sido diagnosticados. En Francia, por ejemplo, también se contabiliza a quien fallece en su domicilio con una sintomatología que sea similar a la que ocasiona la Covid-19. Cuesta trabajo comprender los motivos que han llevado al Ejecutivo a pretender minimizar el número de víctimas mortales. No tiene sentido, es como si nos hiciéramos trampas jugando al solitario. La verdad es la que es, aunque duela.

Hacernos trampas al solitario