Iglesias escurrió el bulto

|

hay algunos políticos que adoran eso de acumular cargos, convirtiendo sus tarjetas de visita en una especie de desplegable más grande que el mapa de Manhattan. Probablemente, en este grupo estará Pablo Iglesias, que a eso de ser vicepresidente segundo suma el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030. La cuestión es que cuando se decretó el estado de Alarma, el Gobierno centralizó en sí mismo todas la competencias y a Iglesias le cayó la de las residencias de mayores. Y, llegados a este punto, su trabajo se limitó a escurrir el bulto hasta ahora, que se muestra escandalizado por las muertes producidas en estos centros. Él y los suyos amenazan con comisiones de investigación y lo más curioso de todo es que el último responsable, según la ley, es él, el propio Pablo Iglesias, ocupado en cargarse la reforma laboral con Bildu, pero a quien parece que no le importaba mucho la salud de esas personas que tenía bajo el paraguas de sus competencias.

Iglesias escurrió el bulto