Irene Montero cree en lo de los amores reñidos

|

A juzgar por sus declaraciones, parece que Irene Montero es de las que sigue con fe ciega eso de que amores reñidos son los más queridos y asegura que las tensiones entre los miembros de uno y otro partido dentro del Gobierno son, precisamente, lo que lo mantendrá unido. Dice que garantizan la continuidad y estabilidad del Ejecutivo y, como bola extra, el cumplimiento de cada uno de sus compromisos. Pues debe de ser un gusto trabajar codo con codo durante cuatro años con gente con la que te tiras los trastos a la cabeza. Igual los compromisos los cumples, aunque solo sea para no tener que hablar con el de enfrente. Ahora, lo de la estabilidad se lo creen ella y cuatro más. Las relaciones turbulentas suelen acabar en sonados divorcios.

Irene Montero cree en lo de los amores reñidos