Holloway bate el récord mundial de 60m vallas 27 años después

El vallista estadounidense posa después de establecer la nueva plusmarca universal | Kiko Huesca/EFE
|

El estadounidense Grant Holloway, campeón mundial de 110 metros vallas, borró de las listas, con una marca de 7.29, el récord mundial de 60m vallas que había permanecido 27 años en poder del británico Colin Jackson (7.30) acreditado el 6 de marzo de 1994 en Sindelfingen (Alemania)


Un estado de forma portentoso, un paso de valla agresivo y los 667 metros de altitud de Madrid se combinaron para que Holloway firmara un nuevo récord del mundo, el número 32 que alumbra la capital española en pista cubierta.


El estadounidense despegó por la calle 6 y en el segundo obstáculo ya estaba en cabeza, avanzó agresivo y se arrojó sobre la línea. El campeón mundial bajo techo, el británico Andrew Pozzi, fue segundo con 7.51.


“Corre tanto que ya en la primera valla te saca unos metros y en la segunda ni lo ves”. Así describió su experiencia el campeón de España, Asier Martínez, cuarto con 7.61.


Las 32 plusmarcas mundiales registradas hasta la fecha justifican que Madrid sea considerada la ciudad de los récords bajo techo, exhibiendo una lista que incluye también leyendas como Maurice Greene, Irina Privalova, Merlene Ottey (60), Alan Pascoe (50 mv), Natalya Pechenkina (400) o Elena Isibáyeva (pértiga).


La segunda esperanza de récord recaía en la figura leve de la etíope Gudaf Tsegay, que quince días antes había arrebatado la plusmarca mundial de 1.500, por dos segundos, a su compatriota Genzebe Dibaba con 3:53.09 en Lievin.


Tsegay, bronce mundial de 1.500 en Doha atacaba ahora el récord de 3.000, también en poder de Dibaba con 8:16.60. Su compatriota Lemlem Hailu, de 19 años, líder del año con 8:31.22, se quedó arriba con ella desde mitad de recorrido pero no aguantó el último ataque. Tsegay venció con la mejor marca mundial del año y la segunda de siempre (8:22.65).


El triple salto femenino añoró el récord mundial de Yulimar Rojas, el año pasado. En ausencia de la venezolana, que no está en forma, se impuso Tori Franklin, dos veces campeona estadounidense en pista cubierta, con 14,22, sólo un centímetro más que la portuguesa Patricia Mamona.


La gallega Ana Peleteiro, campeona de España y de Europa bajo techo, no tuvo un buen día. Sólo hizo un salto válido, el último, de 13,88 (sexta). Enfadada consigo misma, dejó plantados en la zona mixta a los periodistas. 

Holloway bate el récord mundial de 60m vallas 27 años después