Aún no es tiempo de celebraciones

FOTO: una procesión | aec
|

nuestros políticos decidieron que tenían que salvar la Navidad. No solo por eso de que las familias se reunieran, sino también por el comercio, y todavía estamos pagando a estas alturas el precio de aquella ocurrencia. Ahora, tenemos ya a la vuelta de la esquina la Semana Santa y frente a quienes consideran que se puede empezar a abrir la mano para que los hoteles puedan comenzar a recibir clientes están quienes creen que todavía no estamos en condiciones de celebrar nada. Entre estos últimos está el Arzobispado de Madrid, que ha decidido suspender todas las procesiones. A ver como le sienta esto a Ayuso. FOTO: una procesión | aec

Aún no es tiempo de celebraciones