Leopoldo, el primer mayor de 80 años en recibir la vacuna de Pzifer en Galicia

Un sanitario atiende a uno de los primeros mayores de 80 vacunados en Galicia | david cabezón
|

Leopoldo, un hombre de 83 años, fue la primera persona, de las 569 citadas para ayer en Galicia, en recibir la primera dosis de la vacuna de Pfizer contra el Covid-19 al pertenecer al grupo de mayores de ochenta años que no viven en residencias.


Son ocho los puntos del área sanitaria de Santiago y Barbanza fijados para la administración de las mismas en la jornada de ayer, en la que está en marcha una prueba piloto a modo de ensayo de la inoculación intensiva que se iniciará el próximo lunes.


El propósito, como avanzó la Xunta, es que 5.500 gallegos de este segmento de edad queden vacunados en la primera semana.


La gerente del área sanitaria de Santiago y Barbanza, Eloína Núñez, indicó ante el centro de salud de Milladoiro (Ames-A Coruña) en el que fue Leopoldo que hay un importante dispositivo para acordar la hora con esta población diana, con hasta tres llamadas.


En caso de que alguien no pueda desplazarse, se elaborará una lista para ir a domicilio.


El orden que se sigue, y que ha sido elegido al azar, es de la letra “hache” en adelante. Los sábados está previsto que también se trabaje.


Núñez aseguró a la prensa que “cuantas más vacunas nos den, más podremos vacunar”.


La jefa de la sección de atención primaria en Milladoiro, Magdalena Seco, indicó a los medios de comunicación allí congregados que mucha gente “ansiosa” vino “antes de tiempo”, algo que entiende perfectamente y que incluso se esperaba.


“Estaban deseando poner la vacuna”, contó Seco, consciente de que han sufrido mucho y de que el confinamiento ha sido muy duro para ellos.


Puso un ejemplo muy representativo del estado en el que acudieron: mejor disposición para la vacuna que para “tomar la pastilla de la tensión”.


Entre los “vacunados” los testimonios fueron muy similares: “que vengan todos, que no pasa nada”, “ahora voy a desayunar”, “estaba deseando esto, es una cosa buena”, “me siento más tranquilo”, “esperando a reunirme con mi hija, nietos y otra familia”.


Otras declaraciones llevaron aparejada cierta retranca (“ilusionado no, pero contento”) e incluso bofetadas de reaalidad: “estar así es un rollo, pero tenemos que aguantarnos”.


En la localidad coruñesa de Boiro, por su parte, acudieron también a vacunarse, entre otros, una mujer de 98 años que destacó que fue “estupenda”. “No me he enterado, me ha gustado mucho”, valoró. Mientras, un varón que recibió también esta primera dosis ha subrayado que “hay que protegerse de alguna manera”.


“Llevé una sorpresa agradable porque cumplí ahora los 80 años y hay mucha gente que tiene más”. concluyó.


Esta prueba supone un “pilotaje”, explicó el área sanitaria compostelana, del proceso de vacunación que el lunes se extenderá a toda Galicia y en el que se prevé vacunar a unas 200.000 personas.


En concreto, en el área sanitaria de Santiago esta semana un equipo de diez trabajadores de servicios generales y un coordinador empezaron a contactar con más de 34.000 octogenarios que restan por vacunar.


Áreas sanitarias

Por su parte, fuentes del área sanitaria de Vigo concretaron que a partir del lunes vacunarán en la primera semana a unas 4.800 personas mayores de 80 años, a razón de un millar diario aproximadamente.


Mientras, en el área sanitaria de Ourense un equipo de citación especial para la vacunación frente a la Covid-19 inició este miércoles 17 el llamamiento de los 32.626 ourensanos de más de 80 años para vacunarlos a partir del 22 de febrero, simultáneamente en 20 centros de salud.


Por su parte, el área de A Coruña y Cee comenzó el miércoles pasado a llamar, a través de su equipo de citación especial, a las casi 45.000 personas de más de 80 años de su zona para vacunarlas a partir de este 22 de febrero en los 23 centros de salud.


En Pontevedra se inició el jueves 18 de febrero el contacto telefónico con unos 22.000 ciudadanos para empezar este lunes 22 la campaña de vacunación en este colectivo. Y en Lugo, está previsto vacunar a unas 850 personas mayores de 80 años diarias. 

Leopoldo, el primer mayor de 80 años en recibir la vacuna de Pzifer en Galicia