El Ayuntamiento ordena que se tapie la primera planta del edificio abandonado de Vioño

Dos operarios tapian la primera planta del inmueble abandonado | quintana
|

El edificio abandonado de Vioño, en la esquina de las calles Libertad y Revolución Francesa, y que era refugio de cerca de media docena de okupas, fue ayer tapiado por varios operarios ante la vigilancia de cuatro agentes de la Policía Local, que se acercaron al lugar para evitar posibles conflictos. En concreto, se cerró la primera planta del inmueble, la más baja que quedaba al aire, y por donde accedían los asaltantes.


La orden de tapiar el primer nivel del edificio fue emitida por el Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno, que trabajaron de forma conjunta para llevar a cabo esta acción. Ahora, durante los próximos días, la zona contará con mayor vigilancia por parte de agentes de policía para evitar más okupaciones. 


Esta actuación responde a las numerosas peticiones de los vecinos del entorno, que durante once años han sido testigos del abandono de este inmueble de nueve plantas, un esqueleto de hormigón en el que han ocurrido sucesos desagradables, tales como las okupaciones, botellones y caída de elementos desde lo alto de los pisos hacia las aceras y el parque de Vioño.


Lo más reciente es la localización a principios de febrero por parte de la Policía Nacional de cerca de media docena de okupas, todos ellos pertenecientes al grupo que fue expulsado hace tres meses de un edificio, también okupado, en la calle de doctor Fleming, en A Falperra.


Esto fue en el mes de noviembre, y desde entonces se han dispersado por varios puntos del barrio de Os Mallos, como inmuebles viejos o, como en este caso, en obras.


Fenómeno del botellón

Este edificio, en su día, también fue refugio de personas sintecho y acogió el fenómeno del botellón, sobre todo hace siete años, cuando no estaba lo suficientemente cerrado con vallas metálicas. Los residentes de Os Mallos, además, señalan tres inmuebles en la calle Noia que están asaltados por jóvenes, a los que consideran problemáticos.


El 15 de enero A Coruña vivió una jornada marcada por las adversas condiciones meteorológicas. Esto provocó que cayesen tablas de madera desde un alto piso del edificio sobre la acera y el parque. Los bomberos acudieron en aquel entonces al lugar para retirarlas y revisar los anclajes que hay en el inmueble.

El Ayuntamiento ordena que se tapie la primera planta del edificio abandonado de Vioño