Precio de la luz

|

Sin lugar a dudas, mantener el hogar alumbrado y caliente este invierno, va a salir a los consumidores por un pico bien alto en cuanto pase la factura de esta temporada la compañía eléctrica respectiva, como es habitual en cada ejercicio invernal la factura de la luz se dispara, la del gas, tampoco se queda a tras y ambas emprenden una carrera de obstáculos en beneficio de las compañías de la luz y gas y en perjuicio del consumidor en general. Aunque los más perjudicados son las clases modestas, que se las ven y desean para llegar a fin de mes y con esta subida van a tiritar de frío, en uno de los inviernos más crudos de los últimos años, ya en 2018 hubo una gran tormenta de frío y nieve en que la factura de la luz dio un buen susto. Este no será menos del anterior.


Ahora abordemos el meollo de esta cuestión del porqué la luz esta tan desfasada en España, con respecto a los sueldos y pensiones en general, sobre todo afectan a una capa importante de la sociedad y son las clases más débiles y con ingresos mínimos.


Los motivos políticos son cruciales en este galimatías, hay cosas que no debían estar en el recibo y están, debido a los acuerdos y compromisos de los respectivos gobiernos con las compañías eléctricas, estos por supuesto no los abona el gobierno de turno, sino que son a cuenta de clientes de la compañía, los que tienen que pagar unas cantidades mensuales que, nada han tenido que ver con ellos, pero pasa que el dinero de los demás va a parar a las arcas de estas compañías, por decisión gubernamental.


Cuando algún o alguna responsable de la administración central dice que Bruselas no deja bajar el precio del IVA en el recibo de la luz, está mintiendo como un bellaco, Alemania, Francia e Italia, miembros de la Comunidad Europea como España, tienen su impuesto más bajo, por tanto no es una cuestión de Europa, si no del Gobierno español, que no pone interés en que se baje dicho impuesto, quizás por razones de recaudación, no por otra cosa.


Hace pocas semanas se dijo por parte del gabinete ministerial, que el precio de la luz había bajado un 40%, gracias a las gestiones gubernamentales, eso es una nueva falacia sin sostén alguno, ya que debido a una menor demanda cayó desde los 57,28 euros en 2018 a 33,96 E. Del 2020 y no ha sido por ninguna reforma del gobierno, la curva ahora se vuelve alcista y el ejecutivo se encuentra desaparecido, es fácil apropiarse de la verdad ajena y relucir falsas promesas, en esta bajada nada tuvo que ver el gobierno, ni ministerio alguno, solo el mercado mayorista eléctrico propició la bajada, debido en gran parte al abaratamiento de las materias primas, no por efecto de medida alguna.


Además el Gobierno lejos de querer abaratar el recibo de la luz, lo ha incrementado con un nuevo impuesto a las eléctricas, que se cobra en el recibo al consumidor y no a la compañía, ésta solo recauda lo que cada cliente esta grabado y lo remite como si fuese un recaudador al fisco, por tanto entre IVA e impuesto sobre la electricidad se paga algo más del 26%. Ver y creer.

Precio de la luz