El secesionismo se queda sin plan B

|

LOS expertos en catalanología aseguraban que el paripé del 1-O, en realidad, no era más que una excusa de los independentistas para poder convocar elecciones anticipadas y obtener rédito en forma de votos a cuenta de su victimismo. Sin embargo, esta posibilidad se está diluyendo después de que las encuestas internas que manejan ERC y PDeCat, reflejen que, si bien el claro vencedor en los comicios será Esquerra, la posible coalición de los secesionistas quedaría en minoría en el Parlament, ese que moldean al gusto de sus caprichos. Da miedo pensar qué harán ahora cuando parece claro que les falla su plan B.

El secesionismo se queda sin plan B