DERROTA EN EL DESCUENTO

|

Es preciso echar mano de nuevo del tópico de la mala suerte para intentar analizar la derrota que sufrió ayer el Deportivo en Riazor. El conjunto volvió a ver cómo se le escapan puntos en los últimos minutos. Si frente al Celta fue por el fallo en la ejecución de un penalti que hubiera servido para empatar, ayer los blanquiazules encajaron un tanto en el minuto 92 cuando el partido estaba ya prácticamente concluido. El problema de la derrota en casa es que además se produce contra un rival directo en la lucha por la permanencia y, además, el calendario no es favorable para los coruñeses.

DERROTA EN EL DESCUENTO