Un turismo como el de antaño

|

el 600 fue el gran democratizador de las vacaciones. Cuando los españoles accedieron a tener un vehículo comenzó eso del turismo interior y, con él, el boom en las zonas costeras de todo el país. Por supuesto que más en aquellas en las que el sol estaba garantizado, pero dentro de la intrahistoria de las Rías Baixas o de A Coruña está la masiva llegada de los madrileños, que copaban las terrazas en el mes de agosto, año tras año. Y, precisamente, el coronavirus parece que nos va a devolver a aquellos tiempos en los que el turismo se realizaba a golpe de acelerador y por las carreteras nacionales, vehículo familiar y desplazamientos más o menos cortos. Eso es, al menos, lo que prevén los expertos, que consideran que todavía habrá que esperar bastante tiempo para que las aerolíneas sean capaces de remontar el vuelo (valga la redundancia). Y ya solo falta que nos dupliquen el Xacobeo para que hasta Galicia salga ganando.

Un turismo como el de antaño