Carmena recibe una bofetada de una edil de su grupo

|

A la abuela Carmena le toca lidiar con cada uno que ¡vaya por Dios! Desde Rita Maestre, la mujer que confunde desnudarse ante Dios con irrumpir en una capilla con los pechos al aire, hasta Celia Mayer, okupa entre los okupas y musa del Patio Maravillas, pasando por Carlos Sánchez Mato, revolucionario bolchevique y anticapitalista, pero con una cuenta de valores en Bankia desde la que puede invertir en acciones, bonos o letras del Tesoro, entre otras cosas. En medio de esa patulea se encuentra Esther Gómez, concejala de los distritos de La Latina y Carabanchel, que puso el grito en el cibercielo porque la escasa inversión de la Comunidad en los colegios habría provocado que se desprendiese una cornisa de uno de ellos. Al cabo de un momento le recordaron que ese centro depende exclusivamente del Ayuntamiento. Efectivamente, ¡vaya por Dios!

Carmena recibe una bofetada de una edil de su grupo