EL TRUCO

|

Cualquiera que vea un anuncio del tarot en televisión se podrá preguntar si valieron la pena tantos años de camino de la humanidad para llegar a este estado de cosas. 
A lo mejor es que no nos hemos movido del sitio y todo, como decía el protagonista de La Gran Belleza, es un truco y todo consiste solo en hacer desaparecer una jirafa o, lo que es lo mismo, de que desaparezca la ilusión. 
Todo el que vea un anuncio sobre esos créditos rápidos, fáciles y “baratos”  de quinientos o seiscientos euros, tendrá que saber que ellos son los dueños de la jirafa y los magos a la vez. 
¿Cuál es el truco? Hacernos creer que los necesitamos, que esa es la realidad y nuestras necesidades. 
El truco también consiste en alejarnos poco a poco del conocimiento. Los usureros como los vendedores de pócimas televisivos, desean la propagación del miedo. 
El miedo es el que pone en marcha toda la magia y nos hace creer en la ilusión que todo puede cambiar. En el fondo habrá que concluir que la usura no subvenciona ninguna imprenta, pero sí es una fábrica de jirafas.

EL TRUCO