Una rebaja que no va a ser tan fácil

|

lo de la rebaja de los peajes de la AP-9 tampoco es que vaya a ser muy fácil. El Gobierno ha reconocido que los gallegos pagamos en exceso por utilizar esa vía y ha destinado más de 63 millones de euros, más del 40% de la facturación anual de la compañía, para pagar la rebaja. Sin embargo, una de las condiciones que ponen los técnicos es que esta reducción de las tarifas no suponga un colapso para la vía, ya que, se supone, al salir más barato, más conductores la utilizarían. Y, tal vez, este sea el principal inconveniente. Todos recordamos las impresionantes colas que se forman en los peajes en momentos clave de operaciones retorno o, simplemente, tras un buen día de playa. Como alguien se lo diga a estos técnicos, pues nada de descuentos. Seguro.

Una rebaja que no va a ser tan fácil