Casado confirma al mundo que es un tipo de ideas fijas

|

Iker Jiménez, hijo putativo de Jiménez del Oso y de J.J. Benítez, especialista en misterios y avanzado para su tiempo, pues ya anda por el cuarto milenio, va a tener que surcar con su nave del misterio las aguas del cerebro de Casado para desentrañar el enigma que ocultan. Inspirado por el ahora lobista –con “b”, no con “v”, porque no trabaja como depredador de mujeres, sino de voluntades– Aznar, se escoró a la derecha y por poco adelanta a Vox infringiendo el código de la circulación. “Arrechégate al centro”, le exigieron los barones tras las debacle de las elecciones generales y dio un par de pasos para desaznarizarse; se cargó a Javier Maroto y encargó a Cuca Gamarra e Isabel García Tejerina las campañas de las municipales y autonómicas. Pero ya está empezando a metamorfosearse de  nuevo en un ser voxiferante y piensa en colocar a la combativa Cayetana Álvarez de Toledo, musa del ala más reaccionaria del PP, como portavoz en el Congreso. Los barones vuelven a estar en pie de guerra, como para no estarlo por muy pacifistas que sean.

Casado confirma al mundo que es un tipo de ideas fijas