Un barco ferrolano con destino a Arabia

|

Nunca ha sido fácil determinar si es mayor la crisis del teatro o la de la construcción naval. Yolanda, “la Yoli” Díaz, cuando era ferrolana, no dudaría en señalar la segunda, pero ahora que es madrilega seguro que considera más grave la primera. Pero al margen de que haya nacido en un lado y pazca en otro, es evidente que a Navantia se le viene encima una temporada dura hasta que en 2022 empiece a construir una fragata F-110. Para paliar ese desierto laboral, el Gobierno piensa en ofrecer a Arabia la fabricación un buque anfibio... ¿No tendría más salida un buque con orugas que se moviese sobre la arena?

Un barco ferrolano con destino a Arabia