Tropical

|

Público de todas la edades–niños, jóvenes y adultos–, asistieron en el Rosalía, en funciones de viernes  y sábado con muy buena entrada, al estreno de la obra Tropical, de la Compañía coruñesa Elefante Elegante, con autoría y dirección de María Torres y Gonçalo Guerreiro, que también participaron como intérpretes junto con Marta Alonso, Ánxela Blanco y Fredi Muíño.
Al levantarse el telón, en un escenario vacío, con tan solo una gran cortina de tiras negras al fondo, aparecen los personajes que se mueven rítmicamente al compás de una melodía seductora. Esta va a ser la propuesta de la obra: crear un espectáculo de carácter visual basado en le gesto, el poder de la danza, el juego corporal con distintos objetos (cubos con arena, piedras, maletas), donde la música, fundamental en toda la obra, e interpretada incluso en directo, va a envolvernos desde el primer momento. La palabra prácticamente desaparece.
La historia nos sitúa en un navío de nombre “Tropical”, en el que coinciden diversos personajes, desde emigrantes y polizones a turistas, o miembros de la tripulación como el capitán, los marineros y los músicos de la banda del barco. En este viaje metafórico asistimos a la contraposición entre el mundo de los exiliados, refugiados y emigrantes, que tratan de huir de la miseria (con sus trajes oscuros y sus maletas de cartón con asa) y embarcan buscando esa promesa de felicidad, de un mundo nuevo, de otra vida posible, y el mundo de los turistas (con sus atuendos de vivos colores y sus maletas de ruedas), que viajan con esa alegría despreocupada de hacerlo por placer, de divertirse, de “cambiar de aires”, de organizar grandes fiestas a bordo, tirando la comida que los necesitados recogerán del suelo. Mención especial para la escena en la que un plástico gigante (que simula el movimiento del mar, primero tranquilo después muy agitado) engulle a unos personajes que tratan de llegar a una playa. Mientras los supervivientes buscan a un niño, pero solo encuentran su peluche, los turistas se hacen fotos con ellos. Las mismas aguas, el mismo mar, distintos destinos. 
 

Tropical