Un ciudadano pata negra solo en Becerreá

|

EL alcalde de Becerreá, Manuel “El rayo que no cesa” Martínez, es un hombre libre. Aquellas desavenencias que empezaron cuando se rebeló contra la trata de blancos que el Beneguai había decretado para él, porque no quería verlo en la Diputación de Lugo, y que sus compañeros socialistas aceptaron, acabaron con el regidor votando en comandita con el PP. Expediente y a la calle. Liberado de las cadenas con la forma del puño y la rosa, Martínez anda argallando su desembarco en Ciudadanos, a donde llegaría con unas alforjas llenas de exsociatas y expeperos lucenses. Sin embargo, Olga Louzao, voceira alaranxada na terra, no quiere saber nada de él, porque no tiene “ADN de Ciudadanos”. Habrá que preguntarle a Albert Rivera, el político antes conocido como Adolfo Suárez, cómo es un representante pata negra de su partido. ¿Afrancesado como Valls? ¿Peruano recastado en Cataluña como Vargas Llosa? ¿Exconselleiro del PP como Javier Guerra? FOTO: manuel martínez | efe

Un ciudadano pata negra solo en Becerreá