El PP quiere ampliar las distancias

|

Desde el golpe de efecto de Pablo Casado en la moción de censura promovida por Abascal, el PP ha hecho de marcar las distancias con Vox uno de los ejes de su estrategia política. Y qué mejor manera que aprovechar la lucha contra la violencia machista para hacerlo. Es un dos por uno: los populares se hacen notar en la causa a través de una moción en el pleno del Senado que rechaza este tipo de actos contra las mujeres y obliga a Vox a posicionarse. Da igual que lo haga en contra, tal como parece que le dicta su naturaleza, o que lo haga, forzado por las circunstancias, a favor. Es una victoria para los de Casado, que o bien se siguen alejando del partido de Abascal o bien son los que consiguen sacarle los colores a los que niegan la existencia de la violencia machista. En cualquier caso, la cuestión es que el centro-derecha y la ultraderecha no caminan en paralelo. Y eso siempre es de celebrar.

El PP quiere ampliar las distancias