Dos mundos anovados en el mundo único de los mareantes

|

NUEVA exhibición capilar. Pero esta vez no fue en Teo, donde durante unos años reinó el coruñés que gobierna Santiago, Martiño “2.0” Noriega, sino en la propia Compostela. Allí se presentaron el ya octogenario Beiras, que lució su pelo crecho de toda la vida, y el cuarentón Antón Sánchez, con sus trovas de heavymetalero. Pero esta vez no tocaron a dúo, sino que cada uno interpretó una pieza. El irmandiño maior arremetió contra Podemos y le exigió que rectifique y respete la autonomía de En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué, en el Congreso. El golfiño irmandiño malló en el partido instrumental, al que demandó que se ponga al servicio de las mareas municipales. Gran ejercicio de prestidigitación el suyo. ¡Para los anovados irmandiños existen dos mundos! Ya lo dijo el exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares: “No va a haber ruptura en En Marea”. Tiene toda la razón, más ruptura de la que hay es imposible que la haya; salvo, claro está, que se pretenda reeditar el big bang, pero en versión enxebre. FOTO: antón sánchez y xosé manuel beiras, de troula nacionalista | aec

Dos mundos anovados en el mundo único de los mareantes