LOS SÍNTOMAS DE LA RECUPERACIÓN

|

El propio Mariano Rajoy reconoció el sábado que por ahora son muy pocos los españoles que notan la recuperación y realmente es así; en la calle se percibe que las economías domésticas no están para muchas alegrías. Quizá los datos macroeconómicos confirmen que la crisis está quedando atrás, pero mientras esa bonanza no se refleje en que las familias estén más desahogadas será como si nada hubiese cambiado. Ahora bien, eso no quita para que haya datos que inviten a un cierto optimismo, como es el hecho de que por primera vez desde el inicio de la crisis hayan descendido en A Coruña las demandas por despido. La bajada todavía es mínima, pero permite empezar a pensar que el mercado laboral está recuperando el pulso.

LOS SÍNTOMAS DE LA RECUPERACIÓN