La Xunta más optimista

|

que la Xunta de Galicia haya decidido extender hasta el próximo 31 de octubre la campaña de alto riesgo de incendios forestales tiene mucho más de inyección de moral para los ciudadanos que de realidad. Después de que los coruñeses casi perecieran ahogados el pasado sábado debido a la brutal tromba de agua que cayó sobre la ciudad, o de que se vieran hasta pesqueros faenando en plenos cantones, el hecho de que los dirigentes gallegos tengan esperanzas en que la nubes vayan a dar algún día de descanso a los gallegos es un brindis al sol que tiene mucho de propagandístico. Ojalá que acierten los responsables autonómicos que es posible que manejen información privilegiada procedente de Meteogalicia y que sean sabedores de algún misterio, como que, por ejemplo, lo del cambio climático está provocando que el verano, al menos en Galicia, comience en septiembre. A este paso, como no luzca un poco el sol, nos va a terminar por salir musgo hasta en los hombros.

La Xunta más optimista