BUSCAR SOLUCIONES

|

La situación creada por la ocupación del edificio de A Silva por antiguos residentes en Penamoa deja al descubierto ciertos fallos del plan municipal para erradicar el chabolismo, como lo es el que algunos de los realojados se hayan quedado sin ayudas para el alquiler de pisos. No se trata ni mucho menos de que el Ayuntamiento pague para siempre las rentas mensuales, pero es evidente que la estrategia diseñada por los anteriores gobierno locales no era muy acertada. Ahora, aprovechando la eliminación del poblado, no estaría de más que se elaborase un nuevo plan que corrija los errores del actual y solucione el problema para evitar que en el futuro se repita, porque, de no hacerlo, dentro de unos meses podría agudizarse.

 

BUSCAR SOLUCIONES