Rajoy y los límites para el diálogo

|

a
RAJOY decidió ayer volver a marcar un límite en su posible diálogo con el gobierno catalán que, por supuesto, no es otro que el referéndum. Teniendo en cuenta que la consulta es lo único a lo que la Generalitat y los suyos no están dispuestos a renunciar, la cosa parece clara: estamos de nuevo ante una partida condenada a acabar en tablas, a no ser que a alguna de las partes se le ablande el corazón.

Rajoy y los límites para el diálogo