LAS PRISAS DE FERREIRO Y LA MAREA

|

Desde la asunción de la Alcaldía por parte del líder de la Marea, el señor Ferreiro, el tiempo transcurre en su contra y los presupuestos del municipio permanecen en el limbo, cuando ha tenido tiempo de sobra de aprobarlos con la complacencia de su socio, el PSOE, en la oposición. Pero como lo hecho por la Marea resultó un dardo envenenado para dicho socio, este votó en contra de aquellos presupuestos negociados entre ambos y que a última hora cambió Ferreiro a espaldas del PSOE, dando chance al BNG, los que ofendió a los socialistas. Estos le recriminaron su actitud y le retiraron su apoyo para la aprobación de los presupuestos sino se hacían conforme a lo acordado con ellos, que, a su vez, fueron quienes propiciaron la llegada de la Marea a la Alcaldía coruñesa.
Después de toda la tirantez sostenida, Ferreiro pretende aprobar el presupuesto municipal en febrero, con las reticencias de su socio socialista, que recela de la existencia de tales presupuestos anunciados por la Marea y que tacha a esta fuerza política de prepotente, mientras arrecian las criticas a la gestión de Ferreiro, un alcalde que no gobierna y solo lanza reproches en lugar de actuar y que no se siente capaz de sacar adelante los presupuestos, los cuales son esenciales para el buen funcionamiento del Ayuntamiento. La Marea va camino de cumplir el primer año de mandato sin nada que ofrecer a la ciudadanía, cuando esta depositó su esperanza en un cambio de modelo en la certeza de que un aire nuevo vendría bien a la política municipal.
No ha sido así y los ciudadanos se muestran defraudados ante la actitud de la Marea, en una ola que está llevando todo por delante, cuando hacía pensar que lo que tenía que suceder no ocurrió. No sólo son los presupuestos, sino el sentimiento de desengaño que se acompaña en actuaciones erráticas como la supresión de las becas USA, el proyecto Eidus de urbanismo, la falta de financiación de la Orquesta Sinfónica, el escaso interés en el aeropuerto de Alvedro, la falta de actuación en solucionar el desastre de la Marina, la relación con las asociaciones vecinales... En definitiva, la falta de interés en todos los problemas de la ciudad, que son muchos y no se da respuesta a ninguno de ellos.
Plausible sería que en beneficio de la sociedad coruñesa se solucionasen estos y otros muchos temas que penden sobre la ciudad, ya que para ello han sido elegidos por los coruñeses con el apoyo institucional del PSOE. Si la Marea sigue en esta tesitura, la oposición tendrá que pactar un acuerdo de moción de censura y elegir a otro candidato para que se haga cargo de la Alcaldía, porque a este paso será una legislatura perdida por inacción de sus miembros, que tenían pensado hacer muchas cosas, pero a los que, al final, no se ve hacer nada.

LAS PRISAS DE FERREIRO Y LA MAREA