Adquiriendo los viejos vicios a velocidad de crucero

|


RESULTA sorprendente ver como apenas año y medio ha sido suficiente para ver cómo la nueva política se aja, se apolilla y hasta se echa a perder con las formas de esos viejos partidos a los que tanto criticaban y a los que tanto se parecen. Basta con escuchar a la concejala encargada de la limpieza viaria en A Coruña intentando matar al mensajero para darse cuenta de que el poder lo cambia todo. “Están todos os días, todos os días falando do mesmo”. Esta fue la contestación de María García a una mujer que se quejaba de la suciedad de las calles y, segun la edil, el problema es de los periódicos, que se conjuran para crear una psicosis ciudadana y hacer creer a los pobres coruñeses que la mentira impresa es en realidad una verdad. Sin entrar en el menosprecio que semejante afirmación supone para los vecinos de A Coruña, a lo mejor, la concejala en cuestión podría darse una vuelta por los barrios para ver cómo están las cosas.

 

 

Adquiriendo los viejos vicios a velocidad de crucero