UN NUEVO CASO AURELIA

|

De nuevo, la sociedad parece dispuesta a movilizarse para impedir un desahucio. La notoriedad que alcanzó el caso de Aurelia Rey hace que, desde el primer momento, se hable claro desde Servicios Sociales para evitar posibles malos entendidos. Aclaran que la afectada no tiene los hijos a su cargo, como se dio a entender al principio, y que ya rechazó la posibilidad que irse a una vivienda de alquiler de la Xunta. Pese a todo, desde el Ayuntamiento se han movilizado para conseguir un poco más de margen para la mujer y han logrado que su desalojo se retrase quince días. Ojalá que lleguen para solucionar su situación.

UN NUEVO CASO AURELIA