Un pan un poco caducado de más

|

A los arqueólogos les gusta escaravellar na terra y los hay que tienen suerte y descubren un esqueleto de un mamut o incluso una pirámide egipcia. Los arqueobotánicos escarban con más cuidado, pues buscan antigüedades delicadas. Ese es el caso de Amaia Arranz Otaegui, que no trabaja para una universidad vasca sino para la de Copenhague y ha descubierto restos de pan de hace 14.000 años en el yacimiento jordano de Shubayqa. Un poco reseso ya debe estar, pero que ande con ojo no vaya a ser que se lo robe el chino al que le han cerrado un restaurante en Madrid porque vendía carne caducada hace cinco años. FOTO: el yacimiento jordano de Shubayqa | efe 

Un pan un poco caducado de más