Cuando la información es poder

|

El vicesecretario de Organización del Partido Popular, Javier Maroto, fue tal vez el que más duro reaccionó contra María Dolores de Cospedal. Aseguró que “no es adecuado espiar a un compañero”. No deja de tener cierta gracia esta visión de Maroto, sobre todo teniendo en cuenta que en todos sus comunicados Cospedal aseguró que hizo lo que tenía que hacer. O, lo que es lo mismo, que cuando se está al frente de un partido, la línea que separa lo que se puede hacer de lo que no es tan leve que, en muchas ocasiones, posiblemente demasiadas, acaba saltándose. Por desgracia, lo que María Dolores de Cospedal hizo debe de ser mucho más habitual de lo que los ciudadanos de a pie nos imaginamos. Parapetados en sus sedes, protegidos de miradas indiscretas, seguro que casi todos hacen bueno aquello de que la información es poder y, sobre todo, lo que buscan ellos es eso: poder.

Cuando la información es poder