El camino está marcado, solo hay que seguirlo

|

Feijóo demostró el pasado domingo que tiene la fórmula para acabar con todos los populismos, los de extrema derecha y los de extrema izquierda. Galicia se ha convertido en territorio libre de este tipo de formaciones y lo ha hecho gracias al sosiego y la templanza. Por eso, el presidente gallego intentó en Madrid explicar el secreto de su éxito que, por otra parte, es conocido. Y en estas que Pablo Casado no se ha querido dar por enterado. Para el líder del PP, su formación jamás perdió la centralidad. Está claro que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Y la portavoz parlamentaria del partido se defendió como solo ella sabe, con un buen ataque, diciendo que la moderación no es un proyecto político y que el desafío del PP es de fondo, no de formas. Está claro que ellos mandan en la formación y que pueden seguir por esa línea. Eso sí, cuando sigan perdiendo elecciones, como han hecho hasta ahora, que no se pregunten los motivos de su constante fracaso. Sobre todo cuando quien gana se ofrece a ayudarlos. FOTO: Casado, felicita a Feijóo por su triunfo electoral | aec

El camino está marcado, solo hay que seguirlo