De Fuerzas Eléctricas del Noroeste SA a la más que conocida Fenosa

Edificio Conde de Fenosa, levantado por Fadesa en el solar de la sede social de la eléctrica | pedro puig
|

Nace esta compañía energética gallega en el año de 1943, de la mano de Pedro Barrié de la Maza. En 1946 da inicio la obra de la línea Peares-Ponferrada, al tiempo que las del Salto de la Concha, se atrasan por demora en la entrega de la maquinaria que venía procedente de Suiza, ampliándose en 1948 el proyecto de concesión administrativa del Salto de la Concha por un plazo de 99 años. A su vez se otorga a esta compañía eléctrica la concesión del proyecto sobre el aprovechamiento del río Miño, aprobándose otro para el río Salas, afluente del Limia y se establece un convenio con la Sociedad Electra de Limia. Fenosa celebra el 16 de septiembre de 1949 la inauguración del Salto de la Concha.


En 1950, a través de la Red Eléctrica Nacional, efectúa la interconexión con las instalaciones de la Empresa Nacional de Electricidad en Ponferrada. Debido a su producción se evitaría la restricción en el consumo eléctrico en Galicia, gracias a la entrega de energía a la Sociedad General Gallega de Electricidad y también a Eléctricas Leonesas e Iberduero. Así entró en 1953 en servicio el primer grupo de la central de los Peares, así como la subestación de Ferrol. Una año más tarde entrará en servicio un segundo grupo de los Peares y el 1° de octubre de 1955, se le otorga a Pedro Barrié de la Maza, el título de Conde de Fenosa, absorbiendo en dicho año el 30 de diciembre a la Sociedad General Gallega de Electricidad, junto con sus 210.000 abonados.


Al correr el año 1956, las obras del Salto del Eume, que habían sido concedidas a la Sociedad General Gallega de Electricidad en 1953, e iniciado las mismas un año después, son afrontadas por el nuevo dueño, en ese mismo año dan inicio los trabajos de la presa del Salto de Belesar. En 1958, Fenosa, alcanza una distribución de 600.000 kvh, lo que le permite en dicho año, exportar energía a Francia, de acuerdo con el contrato de Hispanelec.


Las obras de mayor importancia para la compañía, en este dicho año de 1958, tendrán lugar en La Coruña, en cuya ciudad se pone definitivamente en marcha la subestación de la Grela y en 1959, las más importantes sociedades eléctricas del momento, mueven sus fichas interesándose por su entrada en el capital social de Fenosa, como eran Hidroeléctrica Española, Iberduero, Electra del Viesgo y Unión Eléctrica Madrileña, con esta última, transcurrido un tiempo acabará por producirse la unión matrimonial entre ambas compañías, para fundar la Unión Eléctrica-Fenosa.


El capital de Fenosa alcanza en 1960 los casi dos mil quinientos millones de pesetas y el 12 de septiembre de dicho año, se verifica la inauguración del Salto del Eume. También se le otorgará a Fenosa la concesión del aprovechamiento hidroeléctrico del tramo del río Miño entre el desagüe de la central de los Peares y el comienzo del tramo internacional fronterizo, en su margen izquierdo con Portugal. Tras alcanzar en diciembre de 1961 los 310.000 clientes, un año más tarde surge una gran sequía, concluyendo la construcción de la línea de 220 kv de Belesar-Coruña y Belesar-Vigo, así como la de 132 kv de Belesar-los Peares.


En 1962 dan inicio los trabajos previos para la construcción del Salto de Velle, en Orense, y da inicio a los sondeos para el salto previsto en Castrelo do Miño, también se le otorga la concesión del aprovechamiento hidroeléctrico del río Avia, mediante el llamado Salto de Albarellos, el aprovechamiento integral del río Mandeo y en noviembre del mismo año, se solicita del Ministerio de Industria, la instalación de una Central Térmica en la Coruña.


El Salto de Belesar es inaugurado por el Jefe del estado el 10 de septiembre de 1963, situado en el río Miño, término municipal de Chantada–Lugo, siendo todo un hito en su construcción de la ingeniería civil española. La presa es de bóveda con dos estribos de gravedad, la coronación tiene una longitud de 500 metros y su altura máxima, sobre cimientos, es de otros 129, el volumen total es de 735.000 m3. Este complejo, se convierte en el más importante hidroeléctrico de Fenosa. Pasando en dicho año el capital social de la compañía a ser de casi cuatro mil millones de pesetas.


En 1964, Fenosa se pone a levantar un nuevo edificio social en La Coruña, cuya construcción estaba muy avanzada. En el curso de 1965 se efectúa el traslado de todas las oficinas de la dirección general y de la zona de La Coruña, al nuevo edificio social, situado en la calle de Fernando Macías. Los abonados en 1966 ascendían a 470.574. En dicho año, las eléctricas acusan la inmovilización de sus tarifas al consumidor bajo una orden del Gobierno. 

De Fuerzas Eléctricas del Noroeste SA a la más que conocida Fenosa