Caballero elogia la apuesta de Miño por revertir la burbuja inmobiliaria

Gonzalo Caballero (i), a su llegada a Miño, donde lo recibió el alcalde y varios ediles del PSOE | Patricia G. Fraga
|

El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero Míguez, visitó Miño para conocer las acciones con las que el Gobierno de Manuel Vázquez Faraldo intenta cambiar la idea negativa que vincula el municipio a la especulación inmobiliaria y la crisis de 2008.


El alcalde miñense, acompañado por los ediles socialistas, recibió a Caballero delante de la casa consistorial, en la Rúa Carreira, donde iniciaron un recorrido concebido para abundar en la negociación entre Miño y la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) para acordar la cesión de doce viviendas destinadas a los más vulnerables, “un convenio pionero en Galicia”.


Gonzalo Caballero destacó que este acuerdo, aprobado en sesión extraordinaria esta misma semana con los nueve votos socialistas y la abstención de los cuatro del Partido Popular, supone “una innovación en las políticas públicas por parte del Concello de Miño, con su alcalde Manuel Vázquez Faraldo al frente, que tiene que tener el aplauso de toda la sociedad” incidiendo en que “estas son las mejores políticas que podemos hacer allí donde gobernamos, y Miño tiene el reconocimiento de todo el PSdeG”.


“Excesos”

El secretario xeral destacó que el convenio supondrá que, de alguna manera, “la burbuja inmobiliaria que existió en Miño pueda ponerse a disposición de la gente que tiene más dificultades” y, en este sentido, quiso reconocer la “magnífica política pública” del municipio miñense, que definió como “un ayuntamiento que fue representativo de los excesos” y que ha cambiado gracias a un equipo de gobierno, el de Vázquez Faraldo, que es “referencia en políticas sociales” en Galicia.


Por su parte, el regidor destacó que “este es un acuerdo pionero en la comunidad y para nosotros como municipio es importantísimo por lo que lamentamos y no entendemos la abstención del PP en el pleno en el que se aprobó el convenio porque realmente era una oportunidad para comenzar a lavar su imagen”, dijo Faraldo.


Así, el mandatario municipal aseguró que “los gobiernos anteriores dejaron el ayuntamiento en bancarrota, con una deuda de 23 millones de euros, y este Gobierno está haciendo ahora una política social para revertir la imagen negativa de la especulación inmobiliaria que tanto daño hizo al Ayuntamiento de Miño”.

Caballero elogia la apuesta de Miño por revertir la burbuja inmobiliaria