El derrumbe de Zaldibar cumple un año y los vecinos siguen reclamando responsabilidades

El vicelehendakari y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, visita el vertedero de Zaldibar | JAVIER ZORRILLA (EFE)
|

Los municipios de Zaldibar, Ermua, Eibar, Elgeta, Etxebarria, Markina-Xemein y Zalla han recordado este sábado a los dos trabajadores fallecidos en el derrumbe del vertedero de Zaldibar, ocurrido hace un año, y han reclamado que se depuren "responsabilidades" por lo sucedido.


La plataforma popular Zaldibar Argitu ha organizado a lo largo de todo el día diferentes movilizaciones y actos de homenaje en las localidades más directamente afectadas por el colapso de la escombrera acaecido el 6 de febrero de 2020.


Con motivo del primer aniversario de la catástrofe que sepultó a dos trabajadores de la empresa Verter Recyling 2000 --Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán-- se han llevado a cabo diferentes actos en Zaldibar, Ermua, Eibar, Elgeta, Etxebarria, Markina-Xemein (donde estaba afincado Alberto Sololuze) y Zalla.


En este último municipio, de donde era natural Joaquín Beltrán --cuyo cuerpo permanece a día de hoy bajo los escombros--, los vecinos se han manifestado durante la mañana por la localidad y han depositado flores en su recuerdo en un acto en el que han tomado parte familiares del desaparecido.


Asimismo, por la tarde se ha celebrado también un homenaje en la plaza Euskadi de Zalla en la que los familiares de Beltrán han agradecido los apoyos recibidos. Además, han pedido que la búsqueda de Joaquín no cese y que "por favor el sellado del vertedero no se produzca hasta que aparezcan" sus restos. "No nos quitéis la esperanza de traerlo a casa", han rogado.


Por otro lado, en el caso de Zaldibar la movilización se ha desarrollado pasadas las 13.15 horas y desde la Plataforma se han reclamado respuestas y que se depuren responsabilidades.


Acusación popular


La plataforma, que se ha personado en la causa judicial como acusación popular, ha denunciado que "no se ha proporcionado información transparente, no se han aclarado responsabilidades y las autoridades no han tomado medidas para conocer la verdad y hacer justicia".

Asimismo, han incidido en que lo acontecido no fue un desastre natural sino "consecuencia de la avaricia, de la pésima gestión, de la falta de control y del capitalismo de amiguetes que campaba a sus anchas en Zaldibar".


Por todo ello, la plataforma, junto a la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, han dado inicio a una campaña de recaudación de fondos con la que pretenden recaudar dinero para cubrir los costes del juicio.

Durante la tarde también se han llevado a cabo manifestaciones en Eibar y Ermua, dos de los municipios cercanos al vertedero y que por ello se vieron afectados por el derrumbe después de que los escombros ocuparan parte de la autopista AP-8 y los posteriores incendios emitieran elementos tóxicos al aire. 

El derrumbe de Zaldibar cumple un año y los vecinos siguen reclamando responsabilidades