Alberto Seoane, con los Reyes

Copia de Deporte Campeón-2016-09-29-024-72176dc7
|

Los Reyes de España, Don Felipe y Doña Letizia, recibieron ayer en el Palacio de El Pardo (Madrid) a todos los medallistas y diplomas olímpicos y paralímpicos de los pasados Juegos de Río (entre ellos al jugador de tenis de mesa coruñés, Alberto Seoane), de los que el monarca destacó el “orgullo” que se siente por ellos “más allá” de que hayan logrado éxitos en la ciudad brasileña. 
En total, 17 medallas y 38 diplomas olímpicos, y 31 medallas y 101 diplomas paralímpicos se juntaron en el recinto para ser recibidos por los Reyes, acompañados por la Infanta Elena, presidenta de Honor del Comité Paralímpico Español, el ministro de Educación, Cultura y Deportes en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, y el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal. 
“Desde los Juegos Olímpicos de 1988 hasta Londres 2012 he asistido a todos los Juegos para animar a nuestro equipo y para vivir el ejemplo de humanidad y de valores positivos que traen consigo los Juegos”, señaló en su discurso Don Felipe. 
El Rey lamentó que no pudieran estar “físicamente” en Río. “Pero sí vibramos muchas veces en directo pese a perder horas de sueño y nos hemos sentido cerca de cada uno de vosotros como si estuviésemos en las gradas”, subrayó, recalcando a los protagonistas que han llenado “de ilusión y alegría a millones de familias en España”. “Os hemos seguido, alabado vuestro esfuerzo y lucha, y celebrado vuestros triunfos”, apuntó. 
Felipe VI alabó que los atletas hayan “luchado sin desfallecer hasta el final” y que su “coraje y sacrificio han dejado una huella grande”, recordándoles que son “embajadores” de España. “Quiero felicitaros por vuestra magnífica participación y expresaros el orgullo que sentimos por todos vosotros, que va más allá de diplomas o medallas. Me refiero al ejemplo magnífico que habéis dado todos a nuestra sociedad”, comentó. 
Finalmente, celebró “la búsqueda de la excelencia del triunfo desde la honestidad y el juego limpio, y de la competitividad siempre desde el respeto al adversario”. “Saber ganar y perder siempre con grandeza y humildad, y saber luchar por el éxito de vuestro equipo, de nuestro equipo, el equipo de todos, el equipo de España. Gracias de corazón”, sentenció Felipe VI que tras el discurso saludó uno a uno a todos los deportistas presentes y les y les agradeció uno a uno su “compromiso con España”. 
Una de las asistentes fue la nadadora Teresa Perales. La ganadora de 26 medallas paralímpicas confesó que, “como siempre”, Don Felipe y Doña Letizia estuvieron “muy amables”. “Se nota que han visto los Juegos porque han hecho preguntas muy concretas”, celebró. 
“Estamos muy contentos por la recepción y por tener la oportunidad de estar deportistas olímpicos y paralímpicos juntos. Compartiendo todos experiencias porque algunos no nos habíamos visto hasta hoy desde los Juegos. Más allá de los resultados, hemos hablado de cómo han ido los Juegos con los ‘chascarrillos’”, añadió.
La aragonesa confesó que si su “cuerpo” le respeta, estará en Tokio 2020 ya que, aunque aún queda mucho “por hacer”, le “gusta mucho la idea” de competir de nuevo en unos Juegos. 
“Me gusta mucho la idea de Tokyo 2020 aunque está muy lejos y queda mucho por hacer. No obstante, cuando salió la imagen de Tokio en la clausura en Río, empecé a pensar en esa cita. Tengo que vivir esos Juegos”.

Alberto Seoane, con los Reyes