Villanueva aboga por aumentar la vigilancia sobre los kamikazes después de los sucesos de la A-6

El coche del supuesto kamikaze muerto quedó destrozado J. Alborés

Temor entre los conductores que circulan a diario por la A-6. Si el accidente mortal registrado hace diez días a la altura de Aranga conmovió la comarca, la presencia de otro supuesto kamikaze advertida por varios usuarios el domingo a media tarde en el límite de provincia hizo saltar todas las alarmas en Lugo y A Coruña. El 112 recibió varias llamadas alertando de que un vehículo circulaba en dirección contraria “haciendo luces” y la central de emergencias movilizó a Trafico. En este caso, el automovilista no causó ningún siniestro, y ni siquiera pudo ser localizado por la Guardia Civil.
El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, apostó por “incrementar la vigilancia” ante los casos de conductores kamikazes que se producen en la comunidad, aunque apuntó que, la mayor parte, se producen “por despistes”.
En declaraciones a los medios tras participar en un acto informativo en Santiago, Villanueva desvinculó los últimos dos casos de este tipo, ambos en la A-6.

“CASOS DISTINTOS”
Así, recordó que el accidente mortal producido por un conductor en sentido contrario en Aranga se produjo de forma “voluntaria” y con “ánimo de circular en sentido contrario”, mientras que el segundo, ocurrido este fin de semana en la misma vía y en un tramo próximo al anterior, “parece un despiste”.
“Son dos casos aparentemente distintos”, señaló Villanueva, al tiempo que indicó que la Guardia Civil está investigando a través de cámaras y “posibles testigos” para tratar de localizar al conductor que este fin de semana circuló en sentido contrario por la A-6. Sobre cómo afrontar esta situación, el delegado del Gobierno indicó que, en su momento, se “tomaron medidas” colocando en las entradas de autovías y autopistas “señales de alta luminosidad” para evitar equívocos, añadió Villanueva.
En todo caso, “se intentarán hacer nuevas campañas de concienciación” de los conductores y se incrementará la vigilancia por parte de la Guardia Civil.
El delegado, que pidió la colaboración ciudadana para identificar y denunciar a cualquier conductor que circule en sentido contrario, explicó que “la mayoría de las entradas se producen por despiste de conductores mayores” y que el caso de los kamikazes voluntarios es “más complicado” de atajar.

Villanueva aboga por aumentar la vigilancia sobre los kamikazes después de los sucesos de la A-6

Te puede interesar