Abogados coruñeses prevén que un 20% de los comercios cerrará este año

Un 20% de los comercios no volverá a abrir tras el estado de alarma | quintana
|

La gran mayoría de los comercios de A Coruña se encuentran paralizados ante el decreto del estado de alarma por parte del Gobierno central. La crisis del coronavirus forzó el cese de la actividad comercial, algo que para el sector puede acarrear consecuencias muy negativas. Desde el bufete de abogados Caruncho, Tomé & Judel prevén que el 20% de los establecimientos cierren este año a causa de las medidas actuales. “En la ciudad, tanto en hostelería como en comercio, el 20% de los locales no va a volver a abrir”, indica el director del bufete de abogados Ignacio Caruncho.

En la misma línea se encuentra el pago de las rentas. “Hay muchos arrendatarios que piden reducciones o aplazamientos de los pagos”, sostiene. Pero esto no solo ocurre en pequeños establecimientos, ya que también afecta a las grandes multinacionales. “Hay casos en los centros comerciales donde los propietarios se hacen cargo de los gastos y se les perdona el pago de las rentas o se les aplaza”, comenta Caruncho. Estas peticiones se respaldan legalmente en el principio de derecho de rebus sic stantibus. 

Este principio entra en vigor en casos extraordinarios, donde el equilibrio de las prestaciones se ha visto alterado, como es el actual. “El arrendatario y el inquilino no pueden disfrutar del local, por lo que normalmente el juez lo considera y rebaja las rentas”, reconoce. 

Acuerdos previos
La falta de un plan para estos casos ha hecho que propietarios busquen soluciones. “Los legales decretos del Gobierno no regularon nada sobre los locales de arrendamiento y con esta cláusula si llega a los juzgados va a haber bajadas de renta”, dice Caruncho. Ante esto, sin embargo, explica que lo mejor es llegar a acuerdos. “Los propietarios y los inquilinos no quieren ir a pleitos ni procedimientos judiciales”, afirma. En este bufete coruñés han visto casos de todo tipo. “Desde una condonación de un mes, rebajas de un mes o de todo el estado de alarma en las rentas o prorrateos que se pagarán a lo largo del año que viene”, comenta. 

La situación extraordinaria que estamos viviendo, puede ser causa justificada para negociar una suspensión, aplazamiento o reducción, pero nunca dejar de abonarla sin antes acordarlo con su arrendador”, concluye el director del bufete de abogados Ignacio Caruncho.

Abogados coruñeses prevén que un 20% de los comercios cerrará este año