Incautan a okupas un manual con normas para evitar detenciones

|

La Policía Nacional incautó un manual a los okupas desalojados el martes de un centro social en el centro histórico de Santiago con consejos “prácticos” en caso de ser detenido, muy similar a los que distribuía el entorno etarra.
“Consejos prácticos para toda persona detenida” es el título de este documento, escrito en gallego y al que ha tenido acceso Efe, que fue intervenido tras los tensos momentos que se vivieron en la capital gallega a raíz del desalojo de un centro ocupado. Fuentes policiales señalaron a Efe que el manual es similar a los que distribuía el entorno de ETA entre sus militantes de organizaciones como Segi, Jarrai o Haika, aunque estos últimos eran más concretos que el hallado en Santiago.  
Mientras, ayer, algo más de quinientas personas marcharon por las calles de Santiago para protestar contra el desalojo de Escarnio e Maldizer y contra la actuación policial en los disturbios que se produjeron ayer.
Durante el trayecto, se corearon cánticos como “Diez, cien, mil centros sociales”, “La lucha es el único camino” o “Un desalojo, otra ocupación” –el mismo mensaje que apareció escrito en los muros de facultades y residencias del campus santiagués, donde también se denunciaron actos vandálicos como pinchazos en ruedas de vehículos–, así como otros contra los cuerpos policiales o la manipulación que atribuyen a medios de comunicación.
Pese al tenso clima que se ha vivido a lo largo de la marcha por los disturbios producidos en la tarde del martes, tras los que presentaron partes de lesiones hasta seis policías después de cargar contra los manifestantes, no se produjeron incidentes.
Además el juzgado de instrucción número tres de Santiago dejó en libertad al detenido durante la protesta contra el cierre del local okupa, si bien está siendo investigado por atentado contra agente de la autoridad.

Actuación “proporcionada”
Mientras, la Subdelegación del Gobierno en A Coruña defendió la actuación “proporcionada y adecuada” de la policía en respuesta a la grave alteración” del orden público “con peligro” para bienes por el “lanzamiento de botellas y otros objetos”.
Aún así, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, calificó el dispositivo policial de “exagerado” y rechazó los intentos de “criminalización” de estos movimientos sociales por parte del PP. l

Incautan a okupas un manual con normas para evitar detenciones