La Feria del Libro de Madrid logra enganchar a los jóvenes

|

Ajenos a la expectación que despierta la presencia de los Reyes en el día inaugural de la Feria del Libro de Madrid en el Parque del Retiro, un grupo de escolares se agolpa en una de las casetas de literatura infantil para comprar algún libro con un límite presupuestario: “¿Tienes algo por ocho euros?”. Es la pregunta que uno de los chavales de 4º de Primaria del Colegio José Bergamín de Boadilla del Monte (Madrid) hizo ayer al encargado de la caseta de la librería Ciudadano Grant, porque, confiesa, solo disponía de 8,65 euros para gastar en un libro, un presupuesto que sí le da para adquirir algún cómic.
Estos alumnos, de entre 9 y 10 años, son algunos de los primeros visitantes de la 76 edición de la Feria del Libro de Madrid, que inauguraron ayer los Reyes junto con Marcelo Rebelo de Sousa, presidente de Portugal, país invitado este año, y que se acercaron a las casetas de literatura infantil y juvenil acompañados de sus profesoras. Muchos de ellos leen sus recientes adquisiciones a la sombra, resguardados del sofocante calor con el que este año se inauguró la feria: aventuras de Tea Stilton o de “Star Wars” son algunas de las más conocidas, aunque hay otros que apostaron por otros libros que no conocían, como las historias de Harper, de Cerrie Burnell, porque les parece “interesante”, dijo una joven lectora.
Begoña Sánchez, una de las profesoras de este colegio, explicó que suelen leer a diario en clase, porque así despiertan su interés por la literatura, algo que ayer lograron, ya que permanecieron callados y quietos embebidos en sus nuevos libros: “No me lo puedo creer”, decía la tutora.
Los encargados de las 367 casetas que ocupan el paseo de Coches del Retiro se encuentran ya a pleno rendimiento, preparados para el público que, sobre todo este fin de semana, inundará la feria. Son los primeros días de esta cita anual con los lectores, sobre la que hay buenas expectativas, según su director, Manuel Gil, que cree que el cambio de tendencia económica y las cifras del sector permiten lanzar un “cauto mensaje de optimismo y confianza”.

La Feria del Libro de Madrid logra enganchar a los jóvenes