El PPdeG acusa al Bloque de romper todos los consensos sobre el gallego

GRA052 SANTIAGO DE COMPOSTELA, 05/05/2015.- La diputada del BNG, Ana Pontón, durante su intervención en el debate de toma en consideración de una proposición de ley del BNG sobre el Plan de Normalización de la lengua gal
|

El portavoz de Lingua del grupo popular, Agustín Baamonde, acusó ayer al BNG de presentar una proposición de ley sobre el Plan Xeral de Normalización Lingüística “inútil, que rompe con todos los consensos sobre el gallego y que no tiene otro objetivo que convertir la lengua en el centro de la confrontación política”.
“Desde el PPdeG estamos convencidos de que el problema de la lengua no se resuelve a través de la confrontación ni de la imposición, sino a través de la libertad y no discriminación por el uso del gallego”, apuntó.
El PP y los grupos de la oposición en el Parlamento gallego escenificaron ayer sus posturas totalmente enfrentadas sobre la lengua gallega en la semana previa a la celebración, el próximo 17, del Día das Letras Galegas.
Los votos del PP sirvieron para rechazar la admisión a trámite de una proposición de ley del BNG, que apoyaron sin éxito PSdeG, AGE y el Grupo Mixto, la cual proponía convertir en ley el Plan Xeral de Normalización Lingüística, aprobado por consenso en la Cámara autonómica en el año 2004.
La portavoz de Lingua del BNG en el Parlamento, Ana Pontón, defendió que su iniciativa pretende “defender la libertad y la igualdad” para usar la lengua gallega y terminar con la política “necia y antigallega” impuesta tras la victoria del PP en las elecciones autonómicas de 2009.
“Solo pretendemos convertir en ley lo que ya aprobó el Parlamento por unanimidad, el Plan de Normalización Lingüística”, afirmó Pontón, que comparó las reivindicaciones de su grupo a favor de la lengua gallega con las de Rosa Parks en contra de la discriminación racial en Estados Unidos en la década de los años 50 del siglo pasado.
Pontón aseguró que no apoyar esta iniciativa es “burlarse del Parlamento” y tachó al presidente gallego y líder del PP en esta Galicia, Alberto Núñez Feijóo, de “experto en romper acuerdos, aunque sean de mínimos”.
“Se apuntan a la campaña de ultraderecha española y hacen un escrache a la lengua gallega, se alían con quienes atacan la lengua en vez de estar con la gente de este país”, añadió en alusión a los diputados del PP.
Para Agustín Baamonde, sin embargo, esta proposición de ley es “absolutamente inútil, rompe con todos los consensos en materia lingüística y es perturbadora, ya que su objetivo es poner la lengua en el centro del debate político”.
Según el diputado del PP gallego, los legisladores no dieron rango de ley al Plan porque no lo consideraron oportuno, sino que lo concibieron como “documento marco, guía estratégica para penetrar en la sociedad gallega” y de desarrollo de la Lei de Normalización Lingüística.
“No nos pueden pedir que apoyemos la política lingüística del nacionalismo porque provocaríamos un incendio sobre la lengua. Es el proyecto del nacionalismo, usar la lengua como camino a la soberanía e inmersión solo en gallego”, enfatizó Baamonde.

banderas
En su intervención, achacó la propuesta del BNG a su situación de “acosados” y “reducidos” en el ámbito del nacionalismo, por lo que intentan “recuperar las banderas que les quedan; la lengua y la soberanía”.
La diputada del BNG aseguró que las intervenciones del PP sobre el gallego “rezuman racismo contra la lengua gallega” y criticó las “mentiras” y las “contradicciones” del PP sobre la lengua: “Quedan retratados”, dijo.
Concepción Burgo (PSdeG) consideró que el gallego está en una situación “excepcional”, ya que la principal institución que debería defender la lengua “está en actitud de ataque” y la considera “un elemento de confrontación social y política”.
Burgo dijo que se siente “harta” de escuchar “la manipulación” de los hechos y afirmó que quien rompió el consenso sobre la lengua gallega fue el PP, al desmarcarse del decreto aprobado por PSdeG y BNG, que inicialmente apoyó, y derogarlo posteriormente y aprobar uno nuevo “rechazado por todos”.

llamada de atención
Burgo dijo que su apoyo a la admisión a trámite se debería entender como una “llamada de atención” para buscar de nuevo un consenso sobre la lengua.
Antes que ella, Xabier Ron, de AGE, ya señaló que su grupo veía en esta propuesta “una llamada de atención sobre el inmovilismo del Gobierno gallego sobre la lengua y sobre el Plan Xeral de Normalización Lingüística, en particular”.
Para AGE, declaró, el Plan es un “pilar importante, un escalón” en la política que, en su opinión, necesita el gallego, ya que “hay aspectos mejorables y otros que están contra el modelo de sociedad que quiere AGE para siglo el siglo XXI”.
La diputada del Grupo Mixto Consuelo Martínez cargó contra la política lingüística de la Xunta y aseguró que “la única lengua que corre peligro en Galicia es el gallego”, que carece de oportunidades en multitud de ámbitos, desde el educativo al empresarial, pasando por la sanidad, la justicia y otros.

El PPdeG acusa al Bloque de romper todos los consensos sobre el gallego