Ibrahim Sissoko, en el aire

TOULON, FRANCE - JUNE 01: Roberto Soriano of Italy competes with Ibrahim Sissoko of Ivory Coast during the Toulon U21 tournament match between Italy and Ivory Coast at Felix Mayol Stadium on June 1, 2011 in Toulon, France. (Photo by Valerio Pennicino/Ge

Misterio. Esta es la palabra que envuelve la contratación del interior izquierdo costamarfileño Ibrahim Sissoko, que ayer mismo pasó parte del reconocimiento médico en A Coruña pero que al parecer no ha convencido al Real Club Deportivo.
El jugador de 22 años, propiedad del Wolfsburgo alemán pero que militaba cedido en el Saint Etienne galo, aterrizó en tierras gallegas al mediodía e incluso se habló de un acuerdo ya firmado a última hora de la mañana.
Sin embargo, las conversaciones para su fichaje no cristalizaron durante la jornada de ayer y a última hora de la noche fuentes del club desvelaban que el acuerdo podría sellarse hoy, dejando también abierta la puerta a que tal vez se produciría una ruptura total en las negociaciones.
Así pues, los contactos entre club y futbolista en la jornada de hoy serán claves para saber si Sissoko será el cuarto refuerzo en el mercado de invierno, después de Toché, Diogo Salomao y Bryan Rabello.

el 'geta' deja salir a lopo
El pasado lunes el entrenador deportivista, Fernando Vázquez, reveló el interés del club en repescar a un futbolista como Alberto Lopo, que ya militó en el RC Deportivo desde 2006 a 2011.
Con contrato en vigor en el Getafe hasta final de temporada, apenas cuenta para su entrenador, Luis García Plaza, y el propio presidente ‘azulón’, Ángel Torres, destacó ayer a este diario que ofrecerá todas las facilidades para su salida en este mercado de invierno.
“Nosotros no sabemos nada del interés del Deportivo pero desde luego que si nos llaman no pondremos trabas; primero tienen que negociar con el futbolista y si está dispuesto a marcharse no le vamos a poner problemas”, manifestó el presidente, al tiempo que aclaró que “Lopo tiene seis meses de contrato con nosotros y no va a renovar, por lo que no veríamos con malos ojos que se fuera a otro club, como en este caso es el Deportivo, que debería ponerse en contacto con él”.
Con una elevada nómina profesional, que roza el millón de euros por temporada, el jugador catalán tendría que estar dispuesto a perder dinero para poder retornar a A Coruña.
Tras la marcha del brasileño Kaká, el club precisa de un central para blindar su plantilla para la segunda vuelta; así mismo, la contratación de un mediocentro sería el sueño cumplido para el míster Vázquez. Suenan nombres como Movilla (el Zaragoza quiere deshacerse de él) o Corona, del Almería.

Ibrahim Sissoko, en el aire

Te puede interesar