Un hombre asesina a golpes a su pareja en Oviedo y deja tres cartas de suicidio

08/11/2015 Escena del suceso ocurrido en Llíria. Las fuerzas de seguridad han detenido al presunto autor de la muerte de las dos mujeres fallecidas este domingo por arma de fuego en Llíria (Valencia). Los agentes le han localizado a la sali
|

La Policía Nacional detuvo ayer a un hombre de 51 años en Gijón por asesinar a su pareja, de 65 años, que fue hallada muerta en su domicilio en Oviedo con varios golpes en la cabeza.
Los agentes que localizaron el cadáver, a las 09.30 horas encontraron también tres cartas en las que el detenido confesaba la autoría del crimen y declaraba su intención de suicidarse, según informó la Policía Nacional.
El asesino había dejado otra nota en el buzón del domicilio de la víctima en la que avisaba a los vecinos de que estaba muerta, pedía que llamaran a la Policía y aseguraba que, para cuando leyeran esa nota, él mismo estaría muerto también.
La víctima no había presentado ninguna denuncia por violencia machista en ninguno de los juzgados asturianos, informó el Tribunal Superior de Justicia de Asturias.
Por otra parte, el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, informó de que tras la autopsia a los cadáveres de la mujer y el hombre de la localidad cordobesa de Baena “se confirman las hipótesis iniciales de que el crimen del que fue víctima Antonia Bujalance fue un episodio más de violencia de género de los que sufre este país”.
Así lo manifestó en las puertas de la Subdelegación del Gobierno, donde todo el personal de la Subdelegación se sumó al acto de condena con una manifestación silenciosa, en la que el subdelegado expresó su consternación por este nuevo caso de violencia, registrado este fin de semana en Baena, donde Antonia Bujalance, de 28 años, fue supuestamente asesinada por su expareja de 51 años de edad, quien también murió.
Se trata del primer caso mortal de violencia de género registrado en la provincia cordobesa en 2015. La víctima no había presentado denuncias previas por malos tratos, por lo que no contaba con ningún tipo de protección policial.
Primo Jurado calificó el hecho como “terrible y doloroso para la familia de la víctima y para la sociedad”. Asimismo, pidió “la implicación de la toda la sociedad y el esfuerzo de todas las administraciones implicadas para acabar con esta lacra”.
El subdelegado destacó la labor que realizan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en la lucha contra la violencia de género, en estrecha coordinación con las Unidades de Violencia de Género existentes en cada una de las provincias andaluzas y manifestó “la necesidad de que, tanto las víctimas como el entorno que le rodean, denuncien este tipo de hechos”.
El último caso de violencia de género registrado en la provincia cordobesa se remonta a enero de 2014. En toda Andalucía se han registrado en 2015 un total de ocho víctimas, 42 en España.
Los hechos ocurrieron en la tarde noche del sábado, cuando el hombre supuestamente disparó contra su expareja, tras lo cual él se quitó la vida con la misma escopeta en un cortijo.

Un hombre asesina a golpes a su pareja en Oviedo y deja tres cartas de suicidio