La red desarticulada por el 091 distribuía drogas en locales de ocio de Monte Alto

|

El Ideal Gallego-2011-06-02-009-4c67cad8A.p. > a coruña
  La Policía Nacional presentó ayer el material incautado como resultado de la “Operación Daresa”, en la que, en el transcurso de cuatro días, ha caído una red de nueve personas (casi todas gallegas) que se dedicaban a traficar con drogas en locales de ocio nocturno principalmente de barrio de Montealto: 700 plantas de marihuana, 8,5 kilos de hachís en forma de tabletas y huevos, 658 pastillas de éxtasis y otras sustancias estupefacientes en menor grado, como cocaína, speed o éxtasis.
El comisario Casanova, responsable de la Brigada Provincial de Polciía Judicial, se mostró satisfecho del éxito en la operación, que requirió varios meses de investigaciones previas. “Es un golpe bastante importante, aunque no podamos decir que hayamos afectado al mercado de forma significativa”. Al parecer, los detenidos no sólo vendían las drogas en locales de ocio nocturno, sino también en sus propios domicilios “en  bis a bis”.
Las pesquisas llevaron a los agentes a localizar al jefe de la organización, un hombre de 42 años que regenta un almacén de semillas en el polígono de A Grela y en cuyo domicilio se localizó un zulo “espectacular”. “Estaba muy bien construido, y camuflado tras unas puertas secretas”, explicó el comisario Casanova. En ella encontraron 218 plantas en distintos estadios de su desarrollos, así como la hierba lista ya para su consumo.
Por supuesto, tanto él como su pareja, una mujer de 42 años, fueron arrestados, pero la suya no fue la única vivienda que registraron los agentes: otra casa en las afueras de A Coruña tenía un jardín aún mayor, con 227 plantas, y en el domicilio habitual del detenido, situado en la zona de Santa Lucía, se encontraron con el hachís, y varias dosis de psicotrópicos, así como dinero en metálico (65.650 euros).

En Pontevedra > Una cuarta plantación se encontraba en una vivienda del Agra do Orzán (64 plantas), otra en Arteixo (con dos cultivos de 109 tiestos) y otro zulo más en A Cañiza (Pontevedra), donde una pareja compuesta por un pontevedrés y una australiana fue detenida tras hallarse en posesión de 108 plantas de marihuana, y 60 pastillas de éxtasis. Solo una de las casas registradas se encontraba en Monte Alto, con 54 plantas.
Aunque la red está totalmente desarticulada, queda un cabo suelto que la Policía Nacional trata de seguir: las drogas de diseño que encontraron junto con los cultivos. La Brigada Provincial está tratando ahora de localizar el origen de los estupefacientes, dado que los detenidos se los compraban a terceros.
En cuanto a los detenidos, se encuentran bajo la tutela del juzgado de instrucción número 3. Cuatro de ellos están en prisión actualmente mientras que el resto ya salió en libertad bajo fianza. En ese aspecto, la Policía Nacional informó que sólo dos de ellos tenían antecedentes: uno por lesiones y agresión y el otro por drogas.

La red desarticulada por el 091 distribuía drogas en locales de ocio de Monte Alto