La tendencia a la baja continúa en el área coruñesa a pesar de la desescalada

12
|

La tranquilidad propia de un domingo también se vivió en el Chuac ayer, donde pudieron respirar aliviados al comprobar que el numero de casos positivos del Covid-19 seguía bajando. Ya son once días consecutivos en los que la pandemia sigue la misma tendencia descendentes, que permite abrigar esperanzas de que la situación continúe. La fase 0 de la desescalada no parece haber tenido ningún reflejo negativo en las estadísticas, lo que es un buen augurio de cara a la fase 1 que comienza hoy.

Sobre todo, resulta muy alentador saber que no ha muerto ningún paciente de los 635 contabilizados. Eso mantiene el cómputo de fallecidos en 162, de los que 36 pertenecían a la Tercera Edad y sucumbieron en las residencias en las que estaban alojados, mientras que el resto se registró su defunción en los centros hospitalarios de Oza-Cee. De los 48 pacientes ingresados en el Área Sanitaria, la gran mayoría se encuentran ene Chuac: cuatro en UCI y 38 en planta, cuatro en el Modelo, y uno en el Quirón y el de Cee.

En cuanto a las altas, ayer se registraron 23, pero conviene recordar que son la suma de las altas a domicilio y las altas de pacientes en unidades Covid que han dado negativo en la PCR, pero que necesitan seguir ingresados en el Hospital por otro tipo de patologías.

En cuanto a las residencias coruñesas, algunas ya se han conseguido eliminar el coronavirus, como la de Padre Rubinos, mientras que otros están a punto de conseguirlo. Es el caso del Fogar Residencia Bellolar, donde mantienen un único enfermo. La residencia con más infectados es el Santa Teresa Jornet, con 26 casos, seguida de la Residencia Portazgo, con 22, y la DomusVi Matogrande, con 12.

Tampoco hay que olvidar tampoco a los trabajadores de estos centros geriátricos, de los que 33 están infectados, la mayoría en Santa Teresa Jornet.

Siempre atentos a la posibilidad de que la desescalada traiga consigo el temido rebrote, los sanitarios siguen realizando test a diario en el aparcamiento de la comida rápida Burger King ubicado frente al Hospital Materno, y desde mediados de abrir se realizan pruebas en los centros de Atención Primaria. A pesar del retraso en adoptarse, la detección se ha convertido en una de las mejores armas contra el virus.

La tendencia a la baja continúa en el área coruñesa a pesar de la desescalada