Willy Toledo asegura tras plantar al juez que no cometió “ningún delito”

Javier Bardem y el actor Willy Toledo, ayer durante la rueda de prensa en San Carlos Borromeo | zipi (efe)
|

Willy Toledo considera que no cometió “ningún delito” y por eso no ve “necesidad de comparecer” ante un juez, afirmó ayer el actor en una rueda de prensa que celebró a la misma hora en la que habría tenido que declarar en el Juzgado de Instrucción 11 de Madrid por ofensas a la religión.
Toledo no acudió al Juzgado de Plaza Castilla y, en su lugar, reunió a la misma hora a compañeros de profesión como Javier Bardem y Alberto San Juan en el centro pastoral San Carlos Borromeo de Vallecas. Finalmente la vista se suspendió por la huelga de la Justicia convocada ayer. El actor adelantó que la nueva citación será el 28 de junio: “Lo que venga lo asumiré. No con deportividad, pero lo asumiré”, declaró.

“Considero que no he cometido ningún delito y por lo tanto no hay ninguna necesidad de que yo comparezca ante un juez para declarar sobre mis sentimientos religiosos, mi ideología, mi manera de pensar, mi sexualidad... la Constitución me ampara en todos esos hechos”, dijo. A Toledo se le atribuye haber criticado en Facebook la apertura de juicio oral contra tres mujeres que en 2014 salieron en procesión con una gran vagina por Sevilla: “Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la ‘santidad y virginidad de la Virgen María’”, escribió entonces en esa red social.

“Cada vez que tú emites una opinión, es obvio que las personas que abracen la opinión contraria se van a poder sentir ofendidas. Yo también me siento ofendido por muchas expresiones que escucho, pero sin embargo no se me ocurre ejercer acciones legales, persecutorias e inquisitoriales contra quien opina distinto a mí”, dijo Toledo. Añadió que “todo esto viene de una malísima llamada Transición y peormente gestionada Transición, donde los poderes franquistas continuaron intocables, en sus mismos puestos”. “El hecho de que eso se pueda penar con cárcel me parece un retraso que nos lleva a la época del franquismo”, opinó Javier Bardem, para quien la “sagrada” libertad de expresión “está en peligro”.
Decenas de personas acudieron al centro pastoral de Vallecas, donde acogieron a Toledo y a los expertos religiosos y jurídicos que comparecieron junto a él entre aplausos y al grito de “libertad de expresión” y “viva el coño insumiso”. El abogado del actor aseveró que “esto es ‘1984’ de Orwell, el Gran Hermano controlando nuestros pensamientos”.

Willy Toledo asegura tras plantar al juez que no cometió “ningún delito”