Los empresarios preven que se cree empleo en la segunda mitad del año

El Ideal Gallego-2014-01-22-017-b67e0bfb

En el exterior llovía y el mundo era gris, pero en el interior de la Confederación de Empresarios de A Coruña (CEC), el economista Ignacio de la Torre, socio de la firma de asesoramiento financiero Arcano, pintaba un futuro mucho más luminoso a corto plazo para la economía español en su informe “España 2014=Alemania 2004”. Unas perspectivas que el presidente de CEC, Antonio Fontenla, espera que se hagan efectivas este mismo año. Es más, De la Torre calcula que el empleo mejorará en la segunda mitad del año.
Entre estas razones se encuentran las mejoras del crédito con las  últimas inversiones extranjeras en los bancos españoles, como fue el caso de Novacaixagalicia, que en diciembre fue adquirido por el venezolano Banesco, aunque el economista reconoce que la financiación no bancaria ha contribuido mucho a mejorar la situación.
De la Torre también anunció el fin de lo que calificó de “efecto riqueza negativo”. Es decir, la pérdida de poder adquisitivo. Según él, como la inflación ha caído hasta el 0,3% y se espera que los impuestos bajen, la situación mejorará un poco, aunque hay que tener en cuenta que los sueldos siguen cayendo pero de forma menos pronunciada: del 4% en 2012 a un 0,5% el año pasado. Para este año, De la Torre espera  que la reducción salarial sea de cero o “marginalmente positiva”.

competitividad
En cuanto al consumo interno, también mejorará. Las predicciones optimistas de De la Torre se apoyan en la mejora de la confianza del consumidor del CIS y en que se ha “moderado la caída” de las ventas de los minoristas, que en el cuarto trimestre de este año deberían volver al crecimiento interanual. Eso sí, hace hincapié en la “revolución exportadora” que está viviendo España, dado que las exportaciones suponen ya el 33% del PIB, mientras que otros países, como Francia, solo supone un 27%, aunque no señala cuánto de este crecimiento  relativo se debe a la contracción del consumo interno. Sí reconoce en cambio, que mejora en la exportación se debe a la mejora de la competitividad y la productividad, a la que no son ajenos los bajos sueldos.
Con estas perspectivas, España afronta, según De la Torre, una perspectiva muy similar a de Alemania en 20004, cuando se la consideraba “el enfermo de Europa”. Tras las reformas acometidas, el país germano pasó a ser una potencia exportadora y su tasa de consumo se volvió positiva. n

Los empresarios preven que se cree empleo en la segunda mitad del año

Te puede interesar