Ortega Lara culpa al Gobierno actual, al anterior y a los jueces de la "ignonimia"

El ex funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, víctima del secuestro más largo perpetrado por la banda asesina y terrorista ETA. EFE/Archivo
|

José Antonio Ortega Lara, víctima del secuestro más largo perpetrado por la banda terrorista ETA, ha responsabilizado al actual gobierno, al anterior y a "aquellos entes jurisdiccionales que tomaron como máxima la de arrastrar la toga por el polvo", de la "ignominia" que supone anular la "doctrina Parot".

En una concentración secundada por cientos de personas en la Plaza Mayor de Burgos, convocada por el Foro de Apoyo a las Víctimas de Terrorismo, Ortega Lara ha considerado que esta "ignominia" es responsabilidad "del gobierno ZP, cuando negoció con ETA", pero también del actual, que "se ha limitado a seguir la hoja de ruta que le marcaron el gobierno anterior y ETA".

En declaraciones a los periodistas, Ortega Lara ha afirmado que, con la perspectiva que da el tiempo, "hoy vemos que el caso Bolinaga "sólo era la punta del Iceberg".

En este sentido, ha considerado que "lo realmente escalofriante era lo que se escondía bajo la mesa negociadora".

Para Ortega Lara, algunos efectos de ese proceso se empiezan a ver ahora porque "las marcas de ETA están en las instituciones, donde tienen la financiación y toda la información necesaria" para seguir con sus propósitos.

Otra evidencia, en su opinión, es que los terroristas empiezan a salir de la cárcel sin cumplir sus condenas y las víctimas "quedan relegadas al dolor y al olvido".

El exfuncionario de prisiones, que estuvo más de 500 días secuestrado por ETA, ha asegurado que tiene "el alma destrozada y el cuerpo relativamente bien", aunque lleva una semana "horrorosa", porque "es como volver a revivir todo otra vez".

"Pobres víctimas de ETA y de otros delitos execrables", ha dicho tras expresar su "sensación" de que no van a poder recibir en el futuro "ni la protección de los poderes públicos ni, probablemente, de los tribunales".

Por esta razón, ha considerado que muchos van a quedar al albur de sus propias circunstancias como víctimas.

Antes de guardar cinco minutos de silencio por las víctimas del terrorismo, junto con los cientos de participantes en la concentración, Ortega Lara ha asegurado que el acto de hoy no es el fin del camino, sino "el principio de una serie de iniciativas para intentar revertir la situación a la que nos han llevado nuestros gobernantes".

Ortega Lara culpa al Gobierno actual, al anterior y a los jueces de la "ignonimia"