Galicia suspende las elecciones y no ofrece una fecha alternativa

Feijóo y los líderes de los principales partidos conversan sobre el aplazamiento de las elecciones | david cabezón (efe)
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció que, a raíz de la crisis sanitaria del coronavirus, acordó con las principales fuerzas buscar una fórmula legal que ampare la suspensión de las elecciones gallegas, convocadas para el 5 de abril, sin que se haya concretado un horizonte electoral para volver a celebrase.

En formato de videoconferencia, Feijóo mantuvo una reunión de unas tres horas ayer con el portavoz del PPdeG en la Cámara, Pedro Puy; los líderes de PSdeG, Gonzalo Caballero, y BNG, Ana Pontón; así como con los candidatos de Galicia en Común-Anova Mareas, Antón Gómez-Reino, y Ciudadanos Galicia, Beatriz Pino.

Todos los partidos destacaron el buen tono de una reunión que Feijóo definió como “fluida y constructiva”, pero más allá del consenso en torno a la necesidad de aplazar las elecciones por la crisis del coronavirus en el aire está una fecha alternativa.

También está sin cerrar el encaje jurídico para dejar sin efecto los comicios, aunque el Gobierno gallego trabaja en una solución legal en forma de decreto –que, si es posible, Feijóo desearía tener listo antes del jueves, cuando debería comenzar la campaña formalmente–.

“Mañana (por hoy) nos reuniremos y yo me comprometo a dos decisiones: dejar sin efecto las elecciones y reactivarlas de acuerdo a una normativa que estamos construyendo y que se pondrá a disposición de los partidos para su conocimiento explícito”, remarcó, antes de añadir que también se adjuntará el informe de la Asesoría Jurídica.

 

Fuera de la agenda

Una vez listo, este texto se remitirá a los grupos –hay distintos puntos de vista sobre “las reglas de juego”– y a la junta electoral, para “oírla” antes de aprobar la suspensión o dejar sin efecto el 5 de abril. “Ojalá podamos estar hablando poco de elecciones”, dijo el presidente, para quien, en todo caso, ya llevan “días” fuera de su “agenda” e incluso “desconvocadas”.

La única “elección”, dijo, es “derrotar la pandemia”. “Esa es la elección que está convocada y no sabemos cuánto va a durar”, dijo Feijóo, quien apeló a la “unidad” de los partidos. “Y yo no me voy a mover de aquí hasta que los gallegos puedan estar tranquilos”, garantizó.

Feijóo aseguró que de acuerdo “con la información” que le facilita la Asesoría Jurídica, al igual que “lo entendió” el lehendakari, Iñigo Urkullu, con quien se mantiene en contacto, él sigue siendo el “órgano competente”.

El plazo está en el aire y se trabaja en una fórmula jurídica, pero no está claro que los comicios vayan a coincidir con los vascos –fue preguntado acerca de si él también se inclinaba por el primer domingo tras el fin del estado de alarma–. La situación epidemiológica es distinta, pero hay “más diferencias”.

Y es que en Galicia, según dijo, el objetivo es que el proceso parta del lugar en el quedó “cuando se suspendan” las elecciones –ya se han registrado las candidaturas, por ejemplo– y no que vuelvan a reiniciar los 54 días desde que se convoca la cita.

Galicia suspende las elecciones y no ofrece una fecha alternativa