Cazador de 17 años muerto de un disparo en municipio lucense de Ribas de Miño

Un cazador sostiene una pieza. EFE/Archivo
|

Un joven cazador de 17 años ha muerto víctima de un disparo "accidental" en el municipio lucense de Ribas de Miño, anunció hoy la Federación gallega de caza.
La víctima murió ayer en circunstancias que están siendo investigadas y que, según las primeras hipótesis, indican que fue debido al disparo del rifle de un compañero de la partida de caza.
"Parece ser resultado de un accidente fortuito", indicó la Federación cinegética gallega que, sin embargo, pide a los cazadores que "extremen las precauciones".
El joven formaba parte de una partida de caza de jabalí en la que había algunos integrantes de su familia que también son cazadores, según fuentes de la Federación.
Su cuerpo sin vida fue trasladado ayer al hospital universitario Lucus Augusti de Lugo donde está previsto que le practiquen la autopsia.
La Federación ha expresado su "más sentido pésame a todos los familiares, amigos y compañeros" de cazador fallecido.

Cazador de 17 años muerto de un disparo en municipio lucense de Ribas de Miño