Negreira asegura que el tranvía demuestra “el grado de insensatez” de los socialistas

|

El Ideal Gallego-2011-07-12-003-1a671792

  p. g. lema > a coruña

  “Lo que estamos viendo ahora es el grado de insensatez que teníamos en el gobierno local”. Así de rotundo se mostró ayer el alcalde, Carlos Negreira, en relación a la situación del tranvía. Para el primer edil, es “lamentable” que, pese a que el anterior ejecutivo conocía el estado de los raíles, “en el que se aconsejaba claramente que no se usaran las vías para el transporte porque se estaba poniendo en riesgo la vida de personas”, no se tomase “ningún tipo de medida” al respecto.
La decisión de suspender temporalmente este medio de transporte como consecuencia de una avería que, según los técnicos, se remonta a hace dos años, fue muy criticada por el PSOE. Para los socialistas, durante su etapa en el gobierno se tenía conocimiento del problema de los raíles a la altura del edificio de Hacienda, pero nunca se puso de manifiesto que en la zona existiese un riesgo para los usuarios de este medio. Pese a esto, Negreira considera que el anterior ejecutivo local sí estaba al tanto de la gravedad de la avería, por lo que instó al PSOE a “pedir perdón al conjunto de los ciudadanos por haber usado un tranvía que no estaba en condiciones de ser usado”. “Eso es una insensatez”, insistió el popular.
Negreira cree que los socialistas “lo único que han hecho hasta ahora es tirar piedras contra el gobierno municipal, que toma las decisiones en sentido correcto”. el primer edil considera que, frente a las críticas, el Ayuntamiento lo que hizo fue “ayudar para solucionar una situación de riesgo que nunca se debió de haber producido”.
Tras el descarrilamiento del pasado día 2 y el primer informe que se solicitó a los técnicos para conocer el estado de este servicio, Negreira recordó que el gobierno local va a hacer “un análisis en profundidad” de la situación de este medio de transporte, para, a partir de ahí, tomar la decisión que corresponda. “Suspender el servicio del tranvía cuando hay riesgo para las personas es el ‘abc’ de cualquier gestor”, apuntó el primer edil, que lamentó que “el PSOE en vez de arrimar el hombro esté hablando de cosas que ponen en evidencia que no conocían esa situación”.

“Mentira” > La visión del alcalde contrasta con la de la portavoz de la agrupación socialista municipal, Mar Barcón. “Negreira está mintiendo”, sentenció la exdiputada, que sostiene que “el gobierno municipal anterior en ningún caso tenía conocimiento de ningún informe que sugiriera un problema de seguridad”. De hecho, Barcón asegura que, de haber tenido constancia de que existía el “más mínimo riesgo” para las personas “se habría paralizado, como se hizo durante los 28 años de gobierno socialista, en los que nunca se ha tomado una decisión que pudiera poner en peligro la seguridad de las personas”.
Para la socialista, el regidor tiene ahora “dos decisiones que adoptar”. Primero, si quiere mantener el tranvía “sabiendo que no todos los servicios que atraen visitantes generan superávit”, y, en segundo lugar, si las actuales vías van a ser aprovechadas para el metro ligero, tal y como sugirió el director xeral de Transportes, Miguel Rodríguez Bugarín.
Barcón recuerda que la idea de aprovechar los raíles para un tren de cercanías es una medida realizable, que ya fue planteada por el anterior gobierno local. El problema está, según la socialista, en que esta propuesta puede ser “una nueva estratagema para dilatar más el metro ligero”.


 

Negreira asegura que el tranvía demuestra “el grado de insensatez” de los socialistas